La velocidad de obturación es cuánto tiempo se abre el sensor a la luz. Si vamos hacia tiempos más cortos (1/200, por ejemplo) tendremos imágenes más congeladas. Si vamos a tiempos más largos tendremos más movimiento registrado.

La velocidad necesaria depende de la intención. Los elementos que tenemos que tomar en cuenta son: Velocidad a la que se mueve la cámara, el sujeto y además el largo del lente (entre más largo más se registran los movimientos pequeños).

 

Elementos clave:
• La velocidad de obturación regula cuánto movimiento registramos
La VO depende de nuestra intención de congelar o admitir movimiento
• La VO ideal depende de intención y de la velocidad total de la escena

EJERCICIO 1
Tomá 2 fotografías del mismo sujeto en movimiento, en un caso usando una velocidad de 1/10 y en otro 1/100. Usa ISO automático para facilitar el ejercicio y afirma la cámara todo lo que sea posible
Estimar la velocidad necesaria requiere como primer paso establecer nuestra intención. Queremos movimiento o no, cuánto y en qué dirección. Para usar este recurso efectivamente vamos a intentar una y otra vez con movimientos de diferentes naturalezas: cámara, sujeto, lente, ambos.


You may also like

Back to Top